La Bella y la Bestia

El origen de esta trágica y mágica historia de amor nace alrededor del año 1400 en Europa, y es al escritor italiano Giovanni Francesco Straparola a quien le debemos la primera versión escrita de este maravilloso cuento en 1550. La historia entre la hermosa aldeana y el príncipe hechizado, formó parte de la antología titulada “Las noches agradables”.

Años más tarde, los escritores Charles Perrault, Giambatista Bassile y la novelista y aristócrata francesa Jeanne-Marie Leprince de Beaumont retomaron la historia quitándole los elementos tétricos y agregándole toques mágicos hasta convertirla en una versión más cercana a la que hoy conocemos.

La versión más conocida, fue publicada hace más de 200 años como parte del libro “El almacén de los niños” por Jeanne-Marie, es de esta versión de donde han salido casi todas las adaptaciones modernas.

Esta historia ha sido llevada al cine y al teatro en numerosas ocasiones. Seguramente la versión que tus hijos han visto mil y una veces es la de Disney, en donde la Bella y la Bestia, junto con Chip, la Señora Potts, Lumiere y Ding Dong se ganaron los corazones del público infantil alrededor del mundo. No podemos dejar de mencionar que es justo en esta versión en donde a la Bella ¡le encanta leer! gran ejemplo para todos los niños que tenemos en casa.

Además de tener divertidos e inolvidables personajes, esta cuento infantil tiene un buen mensaje y nos enseña que las apariencias engañan, que la verdadera belleza viene del interior y que el amor ¡puede conquistarlo todo!