La Bella Durmiente

¿Quién no conoce la historia de la hermosa princesa que cae en un profundo sueño del que solo podría ser despertada con un beso de su príncipe azul? Muchos años antes de que Disney inmortalizara a la bella Aurora, las hadas Flora, Fauna y Primavera y, por supuesto, a Maléfica, este cuento de hadas apareció en Europa y fue retomado por Charles Perrault y los hermanos Grimm.

  • Se cree que el origen de “La bella durmiente” viene de la historia de Brunilda, un clásico de la mitología griega.

  • Talía, Sol y Luna es la versión más antigua que conocemos de este cuento. Fue escrita por Giambattista Basile en 1635 como parte de una antología de cuentos titulada Pentamerone. 

  • Este cuento es muy especial pues fue el primero que publicó Charles Perrault. El escritor francés retomó el cuento bajo el nombre “La bella durmiente del bosque”. En esta versión no era la protagonista quien se llamaba Aurora, sino su pequeña hija.

  • En la versión de Perrault, ¡la princesa duerme por 100 años!

  • Los famosos Jacob y Wilhen Grimm también incluyeron esta historia en su libro “Cuentos para la infancia y el hogar” y lo titularon “Rosita de Espino”.

  • El nombre de “La Bella Durmiente” fue tomado de la obra de ballet de Piotr Illych Tchaikovsky. 

  • ¿Sabías que la película animada de Disney fue la última que hizo Walt Disney mientras vivió? Además, para darle vida a la princesa Aurora se inspiraron en la actriz Audery Hepburn. 

  • Algo que nadie nos imaginamos es que, cuando se estrenó la película, fue un verdadero fracaso y apenas alcanzó a recuperar 3 de los 6 millones de dólares que costó. 

  • Es a este cuento al que le debemos el “Príncipe Azul".