Hansel y Gretel

Sin duda este es el cuento más dulce de todos y no precisamente porque tenga un tierno final, sino porque la historia involucra una casita de jengibre, azúcar y muchos muchos dulces.

Los protagonistas de este cuento alemán son Hansel y Gretel, dos hermanos que un día se pierden en el bosque y encuentran la casa de dulce de una malvada bruja. El ingenio y audacia de estos pequeños los ayuda a salir sanos y salvos de esta aventura.

En todos los países y en todas las culturas, la unión y solidaridad entre hermanos es una de las mejores enseñanzas. Por eso, este cuento recopilado por los hermanos Grimm, y también por el escritor danés Hans Christian Andersen, tiene distintas versiones alrededor del mundo y ha sido traducido a ¡más de 100 idiomas! Un dato curioso es que en la adaptación española los hermanos no se llaman Hansel y Gretel, sino Pedro y Margarita, ¿qué tal?

Desde la clásica versión en caricatura, pasando por la loquísima versión del director estadounidense Tim Burton, hasta la película de miedo Hansel y Gretel: cazadores de brujas, en la que podemos ver a los hermanos ya como adolescentes, el cuento ha estado varias veces en el cine. Además, existen obras de teatro, una ópera, y hasta libros de cocina para niños inspirados en el cuento.