Lectura de Compensión: Mapa de un Cuento

El objetivo de leer es entender lo que el escritor quiere decirnos y así poder utilizar esta información para actuar, aprender o simplemente para disfrutar. Es por esto que la lectura de comprensión es especialmente importante, si no entiendes lo que estás leyendo, te perderás del objetivo principal de la actividad.

Una de las herramientas que se usan comúnmente para practicar la lectura de comprensión es el “Reporte de Libro” o como a mí me gusta decirle el “Mapa de un Cuento”.

El Mapa de un Cuento ayuda a que los niños practiquen de una manera divertida no solo la lectura y la escritura, sino también el pensamiento crítico para al final poder dar su opinión basada en un análisis de la evidencia.

¿Suena complicado? ¡para nada! aprovecha y descarga gratis el Mapa de un Cuento que Lectureka tiene para ti. Lo único que tienes que hacer es imprimirlo y animar a que tus hijos lo usen después de haber leído un libro.

No importa su edad, si tienes hijos chiquitos, ellos pueden dibujar en lugar de escribir acerca del libro que les estás leyendo. Si tus hijos están ya más grandes, pueden escribir acerca del ambiente, los personajes y la trama.

Aprovecha esta oportunidad y ayuda a que tus hijos practiquen esta habilidad que los acompañará toda su vida. 

Mejora tu Concentración y Lectura de Comprensión

¿Alguna vez te ha pasado que lees algo y después no te puedes acordar de los detalles? Esto sucede generalmente por distracción y hay algunos juegos y actividades que te pueden ayudar a mejorar la concentración de tus hijos.

  1. A cantar se ha dicho. Aprender canciones es una de las mejores técnicas para estimular la memoria; no importa cuántos años tengas, nunca es demasiado pronto para cantarle. Lo primero es repetirlas hasta que las aprenda, después pueden incluso inventar nuevos versos y crear canciones a la medida.
  2. A la antigüita. Con la invasión de los celulares, son pocos los que hoy en día se saben los números de teléfono de sus familiares y amigos. Incita a tu hijo a que memorice el teléfono de la casa y los celulares de mamá y papá. De esta forma no solo adquirirá agilidad mental, sino que además podrá usarlos en caso de emergencia.
  3. Memoria auditiva. Para los más pequeños, los juguetes y libros que emiten sonidos al apretar algún botón son una forma divertida de hacer asociaciones y recordar –literalmente– cómo suena nuestro mundo.
  4. Escondidillas. Selecciona entre 5 y 10 objetos (dependiendo de la edad de tu hijo), enséñaselos y luego escóndelos por toda la casa. El juego consiste en que tu hijo encuentre todos los objetos en el menor tiempo posible. Se divertirá muchísimo y aprenderá a poner atención para acordarse de los detalles.
  5. Lectura en voz alta. Esta técnica estimula la concentración y la memoria a la máxima potencia. Primero mediante las palabras que ve, luego por los sonidos que producen y por último por la asociación que hace entre imagen y sonido.
  6. De vez en cuando hazle preguntas sobre lo que está leyendo. Acuérdate que no se trata de hacerle un examen sino de ayudarlos a poner atención a los detalles. Si no se acuerdan de algo, vuelvan a leer ese fragmento. 

5 Habilidades para Leer Mejor

Para leer mejor hace falta más que un buen par de ojos. La comunicación, comprensión, atención, concentración y la creatividad, son habilidades muy importantes para lograrlo.

Conoce algunas estrategias para desarrollar estas importantes habilidades:

1. Comunicación

Lectura y lenguaje van de la mano. Entre más palabras conozca, mejor podrá comunicar sus sentimientos y emociones. Enséñale nuevas palabras y ponle ejemplos para que pueda identificarlas fácilmente. Lo más importante es utilizar estas nuevas palabras en casa para que se familiarice con ellas y aumente su vocabulario.

2. Comprensión

Recuerda que más que leer mucho, lo importante es que entienda lo que está leyendo y pueda relacionar la lectura con situaciones de la vida real. Para esto te recomiendo que elijas textos que van de acuerdo a su edad e intereses. Además, platiquen mucho, puede ser sobre cualquier tema y hazle preguntas como ¿por qué crees que pasó eso?, ¿tú que hubieras hecho?...

3. Atención

Es básica para procesar y filtrar la información que recibimos. Algunas estrategias que puedes utilizar son:

  • Fijar metas a corto plazo (como leer 10 páginas cada día). Esto facilita la planeación y la creación del hábito de la lectura.
  • Crea un ambiente adecuado y sin distracciones. Evita que la tele, el celular y la compu estén prendidos mientras está leyendo.

4. Concentración

Hacer rompecabezas y jugar memoria son actividades para que tu hijo practique la concentración, además le ayudarán a elegir y priorizar.

5. Creatividad

La creatividad no solo es clave para leer, sino también para resolver problemas de la vida diaria. Jugar a interpretar diferentes roles, el teatro, y la mímica ayudan a que tu hijo use la imaginación y desarrollar su pensamiento creativo.

Tips para mejorar la fluidez y comprensión en la lectura

No se trata de que tu hijo solo lea, sino de que entienda lo que está leyendo y pueda hacerlo a buena velocidad y sin trabarse. Aunque lo más importante para lograrlo es la práctica, hay algunas estrategias que pueden ayudar en el proceso. 

  • Hacer asociaciones

La lectura es la llave para descubrir nuevos mundos pero también para reconocer el nuestro. Si ayudas a tu hijo a que relacione y/o compare lo que está leyendo con algún objeto o situación de la vida real, su comprensión del texto será mayor. Si en un principio lo haces junto con él, verás como al poco tiempo comenzará a hacer asociaciones incluso cuando lea solo.

  • Que no se le trabe la lengua

Las rimas y trabalenguas lo ayudarán a ponerse en sintonía con los sonidos y ritmos, y harán que su dicción y fluidez mejoren. No sólo leerá mejor, sino que hablará con mayor precisión

  • Retomar el contenido

Los resúmenes y/o dibujos son buenos aliados de la comprensión lectora. Luego de leer un cuento, novela, artículo, etc., pídele que haga un resumen de lo que entendió, o bien que represente la idea general en un dibujo. Lectureka tiene un Mapa de un Cuento que puedes imprimir y seguramente te ayudará.

  • Deja volar la imaginación

Darle el título y dejar que tu hijo invente la historia, o borrar el final de un cuento para que él lo cree, son ejercicios que estimulan la imaginación, creatividad y lectura de comprensión.

  • Re-acomodo de frases

Elige una frase y revuélvela. Juega con tu hijo a que la acomode de modo que haga sentido. Empieza con frases cortas y simples y ve subiendo la dificultad poco a poco.

  • Técnica combinada

Alternar la lectura en silencio y en voz alta es la combinación ideal para mejorar la fluidez en la lectura. Por un lado, cuando tu hijo repasa las palabras sin pronunciarlas, el cerebro las procesa a una velocidad mayor. Por el otro, cuando le pides que lea en fuerte y se escucha a si mismo, es más fácil que mejore la pronunciación y entonación.