Tips para mejorar la fluidez y comprensión en la lectura

No se trata de que tu hijo solo lea, sino de que entienda lo que está leyendo y pueda hacerlo a buena velocidad y sin trabarse. Aunque lo más importante para lograrlo es la práctica, hay algunas estrategias que pueden ayudar en el proceso. 

  • Hacer asociaciones

La lectura es la llave para descubrir nuevos mundos pero también para reconocer el nuestro. Si ayudas a tu hijo a que relacione y/o compare lo que está leyendo con algún objeto o situación de la vida real, su comprensión del texto será mayor. Si en un principio lo haces junto con él, verás como al poco tiempo comenzará a hacer asociaciones incluso cuando lea solo.

  • Que no se le trabe la lengua

Las rimas y trabalenguas lo ayudarán a ponerse en sintonía con los sonidos y ritmos, y harán que su dicción y fluidez mejoren. No sólo leerá mejor, sino que hablará con mayor precisión

  • Retomar el contenido

Los resúmenes y/o dibujos son buenos aliados de la comprensión lectora. Luego de leer un cuento, novela, artículo, etc., pídele que haga un resumen de lo que entendió, o bien que represente la idea general en un dibujo. Lectureka tiene un Mapa de un Cuento que puedes imprimir y seguramente te ayudará.

  • Deja volar la imaginación

Darle el título y dejar que tu hijo invente la historia, o borrar el final de un cuento para que él lo cree, son ejercicios que estimulan la imaginación, creatividad y lectura de comprensión.

  • Re-acomodo de frases

Elige una frase y revuélvela. Juega con tu hijo a que la acomode de modo que haga sentido. Empieza con frases cortas y simples y ve subiendo la dificultad poco a poco.

  • Técnica combinada

Alternar la lectura en silencio y en voz alta es la combinación ideal para mejorar la fluidez en la lectura. Por un lado, cuando tu hijo repasa las palabras sin pronunciarlas, el cerebro las procesa a una velocidad mayor. Por el otro, cuando le pides que lea en fuerte y se escucha a si mismo, es más fácil que mejore la pronunciación y entonación.