Libros y tips para que los "hermanos grandes" reciban al nuevo bebé

La llegada de un nuevo bebé trae muchísimas emociones y ajustes, no solo para los papás sino también para los “hermanos grandes”.

Los niños no cuentan con las suficientes herramientas para expresar eficazmente todos sus sentimientos y algunas veces reaccionan de manera impredecible y compleja.

En esta etapa son comunes los celos, que se pueden manifestar de diferentes formas como comportamientos desafiantes, búsqueda de atención, agresión hacia el recién nacido o conductas de regresión (como volver al pañal o querer dormir en tu cama).

Por eso es importante preparar a tu hij@ para la llegada de su nuevo hermanito, explicándole los cambios que están ocurriendo y todo lo que está por venir. Hablamos con Inés (Psicóloga) para que ella nos dijera, cuales son los mejores tips para ayudarte durante esta etapa: 

DURANTE EL EMBARAZO:

  • Platícale lo que está ocurriendo, fomenta el diálogo y resuelve las dudas que tenga.

  • Pide su opinión. Lo harás sentir importante e involucrado a la hora de elegir juguetes, ropa o la decoración para el cuarto del nuevo bebé.

  • El día del parto, explícale claramente: ¿por qué van al hospital?, ¿quién se quedará con él mientras ustedes regresan?, y ¿cuándo volverán a casa con el nuevo bebé?

* Libros para leerle al bebé durante el embarazo

CUANDO LLEGUEN A CASA CON EL BEBÉ:

  • Dale tareas especiales, como ayudarte a enjabonar al bebé, darle palmaditas en la espalda para consolarlo, traer los pañales, etc.

  • Deja que entretenga al bebé y pídele consejos. Seguramente le gusta cantar, bailar o hacer piruetas, y los bebés son un público muy agradecido. Tu hijo no sólo gozará con la atención que le prestas, sino que probablemente se sienta orgulloso de poder hacer reír a su hermano. También, puedes preguntarle: ¿Crees que al bebé le gustaría la blusa amarilla o azul? o ¿Quieres ayudarme a leerle un cuento?

  • Reconoce sus sentimientos. En lugar de regañarlo, hazle ver que lo comprendes: "Parece que te sientes triste ahora. ¿Quieres un abrazo o que te lea un cuento?" o "¿Te duele que a veces, cuando quieres hacer algo conmigo, yo tengo que atender al bebé?". Posiblemente sólo necesita que le dediques un poco de tiempo para escucharlo.

  • Pasa tiempo con él a solas. Aunque sean sólo unos pocos minutos, dibujen o jueguen juntos. Estos momentos lo hacen sentirse especial y le recuerdan que también eres su mamá, no sólo la del bebé.

  • Deja que él decida, si quiere o no involucrarse con el bebé, no lo obligues. La manera en que muchos niños se adaptan a la nueva situación es "ignorando" a sus hermanitos al principio, para más adelante tomar su rol de hermano mayor.

  • Léele cuentos sobre su nuevo rol en la familia, para promover el diálogo y generarle confianza y empatía.

Lola ha tenido un hermanito y va a verlo por primera vez. A partir de ahora van a cambiar muchas cosas en casa. Lo que aún no sabe Lola es que el cambio, aunque en principio no lo parece, va a ser a mejor.

Cuando su madre volvió del hospital con Berta, Ana estaba muy contenta. Lo malo llega cuando tiene que ir al colegio. Ella se va y su hermanita y su madre se quedan juntas, ¿podrá soportarlo? El cuento incluye orientaciones psicológicas para que los padres sepan cómo tratar los celos del primogénito.

Simón no puede hacer ruido, porque hay un bebé en casa. Pregunta a su padre cuándo va a volver el pequeño al hospital y... ¡horror! Parece que va a quedarse en la familia para siempre.

Toni tiene un problema. Lo que han hecho sus padres es una injusticia que no tiene nombre. ¿Es que no hay otra habitación en casa, nada más que la suya, para colocar al bebé?

Genaro es un sapo que vive cerca de una charca. Sus padres apenas le hacen caso porque es el mayor de los hermanos, grande, fuerte y decidido. Genaro no está nada contento con esta situación y pide al Mago Sapiondo que haga realidad su mayor deseo.

Laura tiene un hermanito y aunque le cuesta aceptarlo, al final lo quiere con locura. ¿Cómo lo consigue? Este cuento de páginas lavables y cantos redondeados tiene ilustraciones tan descriptivas, que los hermanos mayores, aunque aún no sepan leer, podrán seguir la historia sin la ayuda de sus papás.