¡Yo no leo! ¿Cómo le doy a mis hijos un buen ejemplo?

Es verdad que los niños aprenden de lo que ven y que el ejemplo siempre es el mejor argumento… pero ¿qué pasa cuando no eres el ejemplo perfecto para el hábito que quieres inculcar? Si ese hábito es la lectura, ¡te tenemos buenas noticias! y 5 tips que te pueden ayudar a educar hijos lectores.

1. Aprendan juntos

¿Qué mejor motivación que tu hijo para adquirir un buen hábito? La lectura es una actividad ideal para hacer juntos y con el tiempo puede ser una experiencia que compartan toda la vida. Empieza con 10 minutos al día, ponle hora y lugar, y acuérdate que se necesitan aproximadamente 30 días para adquirir un hábito.

2. Un paso a la vez

Si nunca has sido lector, no empieces con un texto complicado de 546,872 páginas, mejor inténtalo con algo sencillo y corto. De esa manera te será más fácil terminarlo y no acabarás por desanimarte a la mitad.

3. Lee sobre lo que te gusta

Una de las principales razones por las que los adultos no leen, es porque lo ven como obligación o trabajo. Para combatir esto, no solo leas con tus hijos sino también busca libros, revistas y blogs sobre temas que te interesen. Recuerda que no hay reglas para leer, hazlo a tu estilo y a tu ritmo, poco a poco puedes aumentar el tiempo y la complejidad de la lectura.

4. Piensa en los beneficios

La estimulación de la concentración, memoria, agilidad mental, atención, capacidad de expresión, mejoramiento de las relaciones sociales y reducción del estrés son algunos de los beneficios de leer. Pero el mejor de todos es la oportunidad de darle un buen ejemplo a tu hijo y ayudarlo a adquirir un buen hábito que lo acompañará toda su vida.

5. Inscríbete a un Club de Lectura

Si necesitas un empujoncito extra para hacer las paces con los libros, un club de lectura puede ser la solución. Inscríbete o arma un club con tu familia o amigos así tendrás el compromiso de leer el libro acordado antes de la siguiente reunión.