Estrategias para Aprender a Leer

Todos estamos de acuerdo que leer es algo increíble; sin embargo, aprender a leer no siempre es tan fácil para los pequeños. Ver palabras, reconocerlas, darles significado y comprender en qué contexto están, puede resultar un verdadero reto para los niños.

Aquí te damos algunas estrategias que te pueden ayudar a que ese camino sea más fácil:

  1. Has equipo con tu hijo. En lugar de que seas tú quien le lea los cuentos en voz alta, intenta hacerlo junto con él. Ganará confianza sabiendo que te tiene como apoyo, y poco a poco empezará a lograrlo solo.
  2. Una estrategia simple pero efectiva, es que –en un inicio– siga las palabras con su dedo índice mientras las va leyendo. No te preocupes, no lo hará toda su vida. Es un proceso gradual y en cuanto las empiece a identificar mejor, ya no le será necesario.
  3. Leer no es lo único importante, también es necesario entender que están leyendo. Hazle preguntas después de la lectura, esto mejorará su comprensión y le ayudará a mejorar su vocabulario.
  4. Leer letreros durante la vida diaria también puede ser de gran ayuda. En la calle, el parque, el super y hasta los subtítulos de la tele le ayudarán a irse familiarizando con las palabras y sonidos. Será un gran ejercicio de asociación.
  5. Relacionar los libros que están leyendo con diferentes actividades es una buena forma de ir entendiendo contextos. Por ejemplo: si van al zoológico, elijan después un libro con animales como personajes.

Finalmente, “la práctica hace al maestro”, practica, practica, practica… y cuando te des cuenta tus hijos serán unos ¡expertos lectores!