¡Visita la FILIJ!

El fin de semana mi amiga Liliana visitó la FILIJ, le fue increíble. Aquí les dejo su experiencia junto con la recomendación de que vayan este fin de semana, ¡todavía tienen 4 días! 

Mi visita a la FILIJ

Lectureka me recordó que la FIJIL llegó, y este año estaba decidida a no dejarla pasar, así que desde temprano organicé a mi esposo y a mis hijos para visitarla.

La experiencia empezó por abrir las alcancías y contar “los doblones” (como ellos dicen por la influencia de “Jake”) que después intercambiaríamos por nuevos libros. Una vez con el tesoro en mano nos subimos al carro y emprendimos el viaje, la cola para el estacionamiento casi logra desanimarnos, pero la emoción de mis hijos por descubrir nuevas aventuras literarias pudo más. Después de 15 minutos logramos estacionarnos y entrar, las primeras paradas en stands no fueron muy exitosas porque los ríos de gente al grito de “Camine pegado a la derecha, por favor pegado a la derecha” no nos permitieron escoger nada. Pero una vez que llegamos a la explanada la cosa se fue relajando y lo empezamos a disfrutar.

Había conciertos, marionetas, cuentacuentos y talleres. Emiliano rápidamente se apuntó a un taller, pero como faltaban 40 minutos decidimos acelerar la espera con un helado. Una vez que llegó la hora fui a dejarlo y como Damián (sólo tiene 2 años), aprovechamos para recorrer stands de varias editoriales con él.  Una hora después Emiliano salió, con un dibujo de jirafa, una sonrisa y muchas ganas de escoger sus libros.

Finalmente abandonamos la feria con una enorme bolsa de libros y ganas de regresar el año siguiente. Les comparto los libros que más disfrutamos: